El blog del curso Crítica de Arte II (UPRM)

Por: Erika M. Martínez

 

Kara Walker, podríamos decir que comenzó a ser una artista polémica y sumamente controversial mundialmente cuando la Biblioteca Pública de Newark cubrió uno de sus dibujos en exhibición con un paño a finales de 2012. Esto causó revuelo en muchos países.

El grafito y pastel sobre papel lleva como título: “The moral arc of history ideally bends towards justice but just as soon as not curves back around toward barbarism, sadism, and unrestrained chaos” (2010). Y si en ingles te suena complejo, lee ahora una traducción del mismo título en nuestro común español. “El arco moral de la historia idealmente curva hacia la justicia, pero no tan pronto como las curvas de la vuelta hacia la barbarie, el sadismo y el caos desenfrenado”. Nada fácil ¿cierto? Entonces dejemos claro que no por ser un simple dibujo, de seis por nueve pies y medio, ha de ser fácil interpretarlo.

Esta artista contemporánea nació a finales de los sesenta en California. Su padre, un retirado artista profesional, dice Walker fue quien la inspiró a ser la artista que es hoy. Walker recibió su bachillerato de Bellas Artes en la Universidad de Arte en Atlanta y su maestría de la Escuela de Diseño en Rhode Island. Actualmente, luego de llegar al ojo público, reside en Nueva York donde es profesora de Artes Visuales en el programa de maestría en la Universidad Columbia.

Kara Walker es y será siempre recordada por muchos por traer una vieja técnica artística al modernismo. “No hemos visto a nadie que venga utilizando el medio de corte de papel, desde Matisse” dijo Susanne Ghez, directora y curadora de la Renaissance Society en Chicago, en la revista New York Times.

Al pensar en esto y analizarlo, diríamos que Walker es una mujer puramente americana por ser tan reconocida y tener las oportunidades de exponer su trabajo, pero no es así. Es una mujer afro-americana y no tiene miedo de ello. En sus trabajos, Walker toca los temas de la raza, la sexualidad y la violencia. Es por esto y su natalidad, que ha causado tanta ofensa al público, pero especialmente entre empleados afro-americanos de la Biblioteca Pública de Newark. Estos temas han sido también los que han causado críticas y problemas desde hace ya varios años. Pero de igual forma le ha dado fama y la oportunidad de exponer sus obras en museos, galerías y exposiciones en conjunto. Sin mencionar que también ha dejado su huella en portadas de discos musicales. Muchos periódicos, críticos y hasta columnistas han plasmado las obras de Walker en las redes sociales, periódicos y revistas.

Entendemos que el propósito de Walker en sus obras no es simplemente hacer algo rebelde. Su meta es llevar un mensaje, recordarnos lo que está pasando en nuestro alrededor y hacernos memoria de cómo llegamos al mundo que tenemos hoy. Procurar que no olvidemos lo que pasaron los que estuvieron en esta tierra antes que nosotros y cómo se crearon las millones de razas no puras de hoy día. Cómo los blancos se matizaron con negros, altos con bajos y así llegar a obtener lo que somos hoy.

El polémico cuadro es un dibujo en blanco y negro con trazos poco controlados, a mi parecer. No contiene líneas únicas o uniformes. Las líneas sobrepuestas demuestran una cierta frustración, coraje y descontento con los sucesos. Al extremo derecho tenemos frente a nosotros a un hombre de piel blanca y un cuerpo fornido. Lleva en su rostro unas expresiones faciales relativamente tensas. Este hombre blanco tiene su mano derecha sobre el cabello rizado de una mujer de tez negra dibujada con buenas sombras que realzan su cuerpo tenso en cuclillas frente al hombre. La mujer está dándonos la espalda, pero no es por falta de respeto o dándole ovación al hombre blanco. Es ella quien crea la mayor controversia pues mientras nos deja fuera del cuadro le realiza sexo oral al hombre blanco que tiene frente a ella.

En la parte posterior del dibujo tenemos a los integrantes de la organización de extrema derecha estadounidense: anticomunista, anticatólica, xenófoba, homofóbica, racista y terrorista; mejor conocida como el Klu Klux Klan. Estos están dibujados por Walker con capas que los cubren y de cierta forma difuminados entre el fondo nocturno. Los integrantes están encendiendo cruces, el mayor símbolo religioso existente, en fuego. Lo cual tampoco fue muy bien visto en el momento de la exposición a pesar de ya haber sido expuesto en varios lugares anteriormente.

“The moral arc of history ideally bends towards justice but just as soon as not curves back around toward barbarism, sadism, and unrestrained chaos”Grafito y pastel sobre papel Kara Walker (2010)

“The moral arc of history ideally bends towards justice but just as soon as not curves back around toward barbarism, sadism, and unrestrained chaos”
Grafito y pastel sobre papel
Kara Walker (2010)

 

En la parte frontal izquierda, tenemos al presidente Barack Obama dando su discurso sobre la raza, en el que enfatizo la herencia suya y de su esposa para relazar el patriotismo. Este es el pensar de Kara Walker, que este discurso de alguna forma les da paso a los antepasados ya olvidados (si se pueden llamar así) del terrorismo racial, al ser recordados.

Finalmente, y de una manera no organizada, tenemos otras figuras humanas recubriendo los espacios vacíos del cuadro entre los que se definen una mujer con las manos levantadas como si fuera atacada, y unos hombres con pañuelos en la boca a estilo vaqueros con sus gorros de montar y soga en mano. Podríamos decir que estos hacen el papel de los antepasados terroristas a los que Walker se refiere ante el discurso del presidente Obama.

Es preciso recalcar que el dibujo tiene en el fondo derecho una especie de luna, la única testigo de los sucesos escondidos del pasado y la única que los podía alumbrar hasta la justicia.

Esta obra no permaneció cubierta para siempre en la Biblioteca Pública de Newark. Mucho menos la sacaron de su lugar. Tras largas discusiones y reuniones, los oficiales de la biblioteca decidieron destapar la reveladora obra de Walker. Debido a que estuvo expuesta durante la temporada de Acción de Gracias, muchos de los que se quejaron aún no entendían porque la habían vuelto a enseñar al público después de tanto revuelo. Pero, los administradores de la biblioteca se encargaron de contactar a Walker e invitarla a Newark para que ella, en persona y en sus palabras, diera una explicación de su polémico trabajo y dejara clara todas las dudas e incertidumbres de aquellos que la criticaban al no entender su fin con dicha obra.

La controversial pieza fue instalada el 19 de noviembre y fue luego cubierta el 24 de noviembre. Para luego ser descubierta nuevamente el 11 de diciembre del 2012. Es decir, que estuvo en exposición por cinco días para permanecer cubierta 17 días hasta que la directora de la Biblioteca Pública de Newark decidió destaparla en la mañana del 11 de diciembre. En comparación a los empleados que se sobresaltaron con la obra, estaban muchos otros encargados de la biblioteca para los cuales era absurdo mantener la obra cubierta ya que es en este lugar donde no se debe censurar el aprendizaje, sea escrito o visual.

Clement A. Price, conocedor del arte y la historia de Nueva Jersey y Newark; dijo a un periódico:

“La biblioteca debería ser un puerto seguro para las controversias de todo tipo, y las controversias pueden ser tratadas en el contexto de lo que se conoce sobre el arte, la literatura, la democracia y la libertad. No hay mejor lugar en Newark donde tal poderoso, potencial y controversial dibujo deba ser montado.”

Exitosamente para Walker, su gran dibujo no quedó para siempre censurado en una librería. En marzo de 2013 se comenzó a exhibir esta misma obra en una biblioteca de Nueva Jersey.

En resumidas palabras, podríamos decir que la obra de la artista Kara Walker muestra la barbarie que vivieron muchos negros durante y luego de la Guerra Civil. Siendo esta la causa de tanto revuelo y comentarios hacia su trabajo. No todo artista tiene las agallas de plasmar las cosas, los problemas, las críticas y la historia no comentada de una forma tan clara y literal como lo hace Walker en sus múltiples proyectos artísticos. Se espera mucho de esta joven artista y en especial de su fortaleza de carácter para hacer sus obras. Así que apoyemos el arte de las mujeres para que no sea todo belleza si no también criticas sociales que lleven un mensaje. Aún tenemos Walker para rato.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Tag Cloud

%d bloggers like this: